martes, 14 de febrero de 2017

Familiar

Casi siempre que me muevo por el campo, incluso en la ciudad, a poco que se haga el silencio algún petirrojo o txantxangorri se encuentra cerca. Así de rechonchitos y su pechera roja, son adorables.



Tomada en Plaiaundi. Irún. Gipuzkoa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Web Analytics