miércoles, 4 de mayo de 2016

El sueño

Tenía signos de abatimiento, se le veía cansado y necesitaba dormir. Yo le animé a ello. A la mañana siguiente le observé de soslayo y vi que no habían servido de nada las horas de descanso, callé un momento, en la confianza de que se sincerara conmigo. Pero su silencio me mataba, así que le hablé, su respuesta fue inmediata, como un resorte: ¡Cómo iba a dormir si había luna llena!




Tomada en Leioa. Bizkaia


No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Web Analytics