miércoles, 13 de abril de 2016

Corcho

Plateadas las hojas, el tronco ahora desnudo, al árbol le da por quejarse por dentro y por eso pasados unos años volverá a tener esa capa que lo protege para que nuevamente vengan a desnudar su tesoro.

Tomada en Monfragüe. Dehesa de Serrejon 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Web Analytics