martes, 4 de septiembre de 2012

Hierro retorcido

Doblar y retorcer el hierro, hasta darle una forma que pueda asemejarse a algo conocido. Sólo ella consiguió doblarlo y que adoptara formas nuevas, redondeadas, caprichosas, que dispuestas en mitad del bosque querían emular a sus vecinas más próximas, las ramas de los árboles.
Tomada en Leioa

1 comentario:

  1. Es verdad que parecen ramas, como las que me gusta a mí pintar, me encanta la luz y el color

    ResponderEliminar

AddThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Web Analytics