jueves, 22 de septiembre de 2011

Calmar la sed

Una tormenta pasajera dejó una película de agua sobre las baldosas. Ese instante fugaz antes de su evaporación fue aprovechado por una simple paloma urbana para saciar su sed.
Tomada en Bilbao

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Web Analytics