sábado, 12 de febrero de 2011

Puerta de acceso

sensación
Contemplar la calidez de la madera, mirar y sentir la necesidad de tocar,  con cuidado de que no penetre ninguna astilla en tu piel a pesar de su aspereza, tocar los clavos herrumbrosos, te resultará más frío que el contacto con la madera, el conjunto te hablará de tiempo, de vejez, de recuerdos. La falta de un barniz,  te indicará la no importancia de lo que guarda en su interior. Quizá simplemente aperos viejos de labranza, dignos de museo etnográfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Web Analytics